03/05/2021 - Se mantiene al límite pero “estable” la internación por casos de Covid-19

 
 
   




El ritmo de contagios y la demanda de internaciones por casos de Covid-19 en Mar del Plata entró esta semana en una “meseta” con desenlace incierto luego 21 días en alarmante ascenso. Dicha estabilidad, sin embargo, no genera alivio todavía en el sistema de salud: se produce en el marco de una semana con un promedio de más de 300 nuevos casos diarios en un sistema con varias instituciones “saturadas” de pacientes con “cuadros graves” de coronavirus, sobre todo en las unidades de terapia intensiva.

Abril sembró oficialmente el comienzo de la segunda ola en Mar del Plata. Fue uno de los meses con mayor cantidad de casos positivos reportados: exactamente 7683 contagios, según datos de la Secretaría de Salud. Extraoficialmente se afirma que los casos diarios son entre cuatro y cinco veces más, considerando los que los propios infectados no notifican.

En los últimos 30 días se informaron 186 muertes, la internación creció más de un 300% en el sistema público y privado, y llegó a haber más de 3500 casos activos, el máximo registrado desde el inicio de la pandemia. En simultáneo, abril fue el mejor mes -hasta ahora- de la campaña de vacunación, con más de 70.000 dosis aplicadas.

Flourish logoA Flourish chart
Durante los primeros ocho días en Fase 3 la ciudad reportó más de 300 nuevos casos diarios. El 24 de abril se alcanzó un pico de 361 contagios, el sexto más alto de toda la pandemia.

Recién en las puertas de mayo comenzó a notarse un leve descenso, con reportes por debajo de los 300 casos y un creciente número de pacientes recuperados.

Esa baja, sin embargo, aún no genera alivio en las clínicas ni en los hospitales: en muchas instituciones “no hay camas disponibles”, la demanda está “saturada” y hay pacientes internados -muchos de ellos jóvenes- desde hace más de 20 días con respirador. “Es crítico el panorama“, señalaron desde una de las más reconocidas clínicas de la ciudad.

Según pudo saber LA CAPITAL, este fin de semana llegó a haber más de 230 personas internadas con coronavirus en las distintas instituciones públicas y privadas del distrito. Unos 75 están en terapia intensiva.

Flourish logoA Flourish chart
La elevada cifra de internados en los “pisos Covid” se mantuvo en relación a la semana pasada, pero creció la demanda en las terapias intensivas.

¿Cómo se explica eso? Buena parte de los pacientes ingresa con síntomas leves y en cuestión de horas su situación se agrava y demandan cuidados intensivos, en buena parte con Asistencia Mecánica Respiratoria.

Lo graficó con ejemplar claridad el director médico de la Clínica Colón, el doctor Alberto Mano. En la institución hay actualmente unos 22 pacientes con Covid internados -menos que la semana pasada-, pero 17 de ellos se encuentran en terapia intensiva. “Pareciera que aminoró la demanda, pero los pacientes que tenemos son más jóvenes y más complicados que el año pasado: tenemos saturada la terapia intensiva y colmado el uso de respiradores, algo que no había pasado antes”, indicó primero.

En la Clínica Colón, la edad promedio de los pacientes internados es de 62 años, lo que implica que hay también mayores de 80 años pero a su vez menores de 40.

“En el piso Covid hay camas libres, sí, pero es complejo ocuparlas porque no hay camas de terapia ni respiradores. Y está pasando mucho: ingresan personas con cuadros leves y a las pocas horas se agravan y no hay dónde internarlos en terapia intensiva, porque no hay camas ni respiradores disponibles”, describió.

Clínica Colón.

“Tenemos mucha gente joven que ocupa camas de terapia por tiempo prolongado y no hay recambio. La mayoría está con respirador, con oxígeno de alto flujo o ventilación no invasiva. No hay dónde internar a más pacientes graves”, agregó el director médico de la clínica Colón, quien aclaró que la amplia mayoría de los jóvenes con cuadros graves “no tiene comorbilidades”, es decir, enfermedades previas. “Es el Covid lo que los deja en ese estado”, precisó Mano.

La situación en la clínica Colón es un reflejo de lo que ocurre también en el resto de las instituciones del sistema privado de salud. En el Hospital Privado de Comunidad (HPC) creció esta última semana la internación y hay al menos 42 pacientes con Covid hospitalizados, varios de ellos en terapia intensiva e intermedia. Cerca de la mitad corresponde a afiliados de PAMI.

En la Clínica Pueyrredon, la edad promedio de los internados es aún más baja: 56 años. “Solo queda una cama libre, estamos al límite”, refirieron desde la institución y agregaron: “Se mantiene en un nivel muy alto la internación y hay pacientes que hace 20 días están conectados a un respirador”.

El escenario se repite en la Clínica 25 de Mayo, donde desde el inicio de la segunda ola de contagios, en abril, se dispararon las consultas, la internación y la ocupación de camas, en buena parte también con pacientes jóvenes con cuadros graves.

En tanto, en el predio que el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) comparte con el Hospital Modular volvió a crecer la demanda. Desde la Dirección informaron que este fin de semana había 52 pacientes internados y precisaron que la ocupación de camas de terapia intensiva ronda el 80%.

NUEVO HM 01

En el Hospital Houssay, en tanto, hay alrededor de 22 pacientes internados con la enfermedad, seis de ellos en la terapia intensiva de Covid, que se encuentra “colmada”.

En el Hospital Español “todas las camas de terapia están ocupadas”, precisaron fuentes de PAMI.

En el Sanatorio Avenida, las únicas dos camas de terapia destinadas a pacientes con coronavirus también están ocupadas. En la Clínica Mitre tampoco hay camas disponibles para pacientes con Covid.

Estrategia

Este lunes se llevará a cabo una nueva reunión de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba), entidad que volvió a advertir la “saturación” del sistema privado y confirmó que en algunas instituciones se suspendieron o postergaron cirugías no urgentes para “dar más espacio” a los pacientes con Covid-19.

En la reunión, según pudo saber LA CAPITAL, autoridades de las distintas clínicas de la ciudad plantearán su preocupación por el nivel de ocupación de camas y se abordarán estrategias para “administrar entre todos la gestión de camas” ya que en muchas instituciones “no hay camas de terapia ni respiradores disponibles”.

Clinicas

“Sin dudas” circulan otras cepas
Pese a la falta de evidencia científica que certifique la circulación de las cepas Manaos y Reino Unido en Mar del Plata, para algunos infectólogos y profesionales de otras áreas de la salud “no hay dudas” de que eso ya ocurre: primero, por la propagación de las mismas en el país, pero fundamentalmente por el tipo de pacientes y el nivel de gravedad en el que se encuentran internados.

Autoridades de las principales clínicas e infectólogos de la ciudad coinciden en que “lamentablemente hay otras cepas circulando”. Algunos profesionales lo vienen señalando y advirtiendo hace semanas.

“Nosotros estamos convencidos de que las nuevas cepas están circulando en Mar del Plata. Esto claramente complica la transmisibilidad en la región. Lo vemos en función del tipo de pacientes que estamos teniendo: gente joven, sin comorbilidades en general, que el año pasado atravesaban la enfermedad en su casa y hoy demandan internaciones prolongadas, con cuadros graves, tal como ocurre en otros países donde circulan hace tiempo estas nuevas cepas”, analizó la infectóloga Cristina Miglioranza, jefa de Infectología de la Clínica Pueyrredon y del HIGA.

El director médico de la Clínica Colón, Doctor Alberto Mano, viene advirtiendo también hace semanas “un incremento de pacientes jóvenes, sin comorbilidades, con cuadros graves y largos períodos de internación, lo que nos hace creer que se debe a las nuevas cepas, porque esto el año pasado no ocurría”.

 

Lo mismo advierten desde Fecliba: confirman que no hay mayores evidencias pero afirman que, por el tipo de pacientes y sus cuadros, las nuevas cepas están circulando en la ciudad.

El doctor Alejandro Ferro, ex secretario de Salud municipal, médico especialista en Clínica Médica y consultor en Infectología viene manifestándose en el mismo sentido. Advirtió que “desafortunadamente no disponemos aún de un muestreo actualizado de qué variantes están circulando en la ciudad dado que ello tiene fuerte connotaciones”.

La semana pasada, el intendente Guillermo Montenegro y la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, confirmaron en conferencia de prensa que los dos marplatenses infectados con las cepas de Manaos y Reino Unido “no circularon por Mar del Plata”, sino que hicieron su aislamiento en hoteles de Capital Federal.

Tras ello, Ferro agregó: “Vi las declaraciones de las autoridades sanitarias municipales. Que nadie saque la conclusión de que en Mar del Plata no circulan variantes entre ellas la de Manaos, simplemente no está estudiado”.