26-09-2019 Más distancia entre ricos y pobres: por la devaluación, empeoró la distribución del ingreso

 

El 10% de familias de mayores ingresos recibe el 31,9% de la riqueza total. Mientras que el 10% más pobre accede al 1,6%. El informe corresponde al segundo trimestre de 2019.

En el contexto de una fuerte pérdida frente a la inflación, empeoró la desigualdad social por ingresos en el segundo trimestre de este año, de acuerdo a los datos del INDEC del segundo trimestre de 2019.
Así, en los últimos 12 meses, aumentó de 18 a 20 veces la brecha de ingresos familiar por persona entre el 10% más rico -que de recibir el 31,2% un año atrás aumentó al 31,9% de la “torta”-- y el 10% más pobre, que descendió del 1,7 al 1,6%.

Si se extiende al 40% de menores ingresos, en un año ese grupo de recibir el 15% bajó al 14.4% de la "torta", mientras el 20% más rico subió del 47.7 al 48.6%.

El coeficiente de Gini subió de 0,422 a 0,434 entre los segundos trimestres de 2018 y 2019. El coeficiente de Gini es un indicador de desigualdad en la distribución del ingreso que toma en cuenta cómo se reparte la totalidad de los ingresos de la población. Es un indicador que varía entre 0 y 1. Cuanto más cercano a 1, mayor es la desigualdad en la distribución del ingreso y pasa lo contrario cuando se acerca a cero (igualdad absoluta).

Desde que el INDEC difunde la nueva serie de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) -en el segundo trimestre de 2016- el coeficiente de Gini arrancó con altos valores de desigualdad, en especial en el tercer trimestre de ese año. Luego, fue disminuyendo hasta fines de 2017 para volver a subir desde el segundo trimestre del año pasado, con la recesión, el menor empleo y el deterioro de los ingresos de la población trabajadora y de los jubilados.

Si se considera la población con ingresos, sin considerar la cantidad de personas que compone la familia, la brecha entre el 10% más rico y el 10% más pobre es mayor y en ascenso: 23,8  versus 21,6 veces un año atrás. Y si se considera el 20% más rico, con el 47,3% de la “torta” contrasta con apenas el 4,5% del 20% de menores ingresos.

Con relación a la población ocupada, el Informe del INDEC marca que en promedio, el ingreso fue de $ 21.899, un 35,2% más que los $ 16.192 de un año atrás, frente a una inflación interanual a junio del 55.8% anual. Equivale a una pérdida del poder adquisitivo del 13,2%.

Un incremento nominal más bajo tuvieron los ingresos de los asalariados que pasaron de $16.828 a $22.658 una suba del 34,6% con una mayor participación del 34,3 al 34,5 % de los trabajadores informales.

El ingreso medio de los asalariados “sin descuento jubilatorio” fue de $ 12.176, menos de la mitad –43,6%--de los $ 27.943 promedio de los asalariados formales.

A su vez, se acentuó la brecha entre los ingresos de los varones y las mujeres. El ingreso medio de los varones fue de $ 25.088 frente a $ 18.257 de las mujeres. En promedio las mujeres percibieron un 28% menos que los varones, cuando un año atrás era diferencia era del 26,2%.

Fuente:https://www.clarin.com/economia/economia/distancia-ricos-pobres-devaluacion-empeoro-distribucion-ingreso_0_RFS66qrH.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sarmiento 517 - C.A.B.A. - Tel: (+5411) 4394-4224 / 4328-0348 / 0335 / 1385 Email: comunicacion@aputn.org.ar